Pasar un fin de semana en Galicia visitando el Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre de Campo Lameiro (Pontevedra) es una opción muy diferente. En el Parque hay casi 100 grabados en piedra de hace 4000 años, un Centro de Interpretación, Cafetería y Restaurante, pero lo mejor es todo lo que puedes hacer. Aprender a tirar con arco prehistórico, hacer un cesto o un puchero de barro o incluso hacerte una pulsera o un collar como los que llevaban aquellos individuos de la Edad del Bronce y ahora dicen que vamos a poder aprender a hacer ¡queso!.
Lo pasamos en grande y los niños disfrutaron como nunca. También nos dijeron que podíamos hacer una visita de noche porque a la luz de los focos los grabados se ven casi mejor que de día y luego asistiríamos a una representación de una leyenda en un poblado que han recreado, como los que habitaban en aquella época, pero ya era muy tarde para los niños. Otra vez será