Una ciudad increible, dos cosas que me parecen interesantes para el viajero (visitada hace una semana).

La primera es que algunas estaciones de Metro tiene entrada en un sentido u en otro, antes de entrar hay que comprobar que entras por la correcta porque sino tendras que salir o dar la vuelta en una estacion donde se pueda cambiar el sentido.

Si tomas un autobus para ir al aeropuerto, la parada en la estacion Termini comparte los dos Fiumicino y Campinio y no tiene carteles, ambos son identicos, conviene preguntar antes de meter las maletas, los italianos son reacios a poner carteles, en general , por lo que conviene preguntar.

Por supuesto sacarse los billetes para el museo Vaticano y lo que puedas antes, para saltarte las colas que son impresionantes y por ultimo no llevar termos ni nada parecido porque no pasan los controles de seguridad que son mas estrictos que en los aeropuertos.



Pequeño video del viaje, espero que os guste