Quiero compartir la experiencia de un trekking de cuatro etapas que se adentra en la región del Toubkal, en las montañas del Atlas, realizado este mes de septiembre. Se trata de un asequible recorrido que, siguiendo los ancestrales caminos muleros en las laderas de la montaña, enlaza cuatro pueblos de montaña en los que el tiempo lleva detenido desde tiempos inmemoriales. La experiencia la vivimos de la mano de Mohamed, el guía local conocedor del entorno y de las costumbres de estos pueblos, que además, junto a su red de colaboradores controla a la perfección la logística de la expedición para garantizar la comodidad i el gozo del trekking. El alojamiento en cada uno de los pueblos que enlaza la ruta se produjo en casas del vecindario ligeramente adecuadas para las necesidades del turista pero conservando la austeridad que preside la vida de estos pueblos. Eso sí, mención especial merecen los sabrosísimos guisos de Ibrahim, el cocinero de la expedición, que veló durante todo el camino para adelantar-se con su mula i tener el té i la comida a punto para la llegada al siguiente punto de destino. ecotourisme-trek-maroc.com