Hablar de Oaxaca es hablar de riqueza cultural, gastronomía y por supuesto mezcal, siendo este último una de las principales actividades económicas entre los locales, en fechas recientes la Secretaría de Economía de Oaxacamencionó que beneficiarán con incentivos a los productores.
Sin embargo, de acuerdo a los últimos datos recolectados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía, durante el 2014 Oaxaca aporto el 1.6% de PBI al país, siendo las actividades terciarias las principales captadoras de ingresos con más del 60% de su economía.
Los hoteleros, restauranteros, transportistas y guías de turistas han sido los más beneficiados desde hace ya varios años, dado que Oaxaca se ha convertido en el paraíso predilecto para el turismo nacional y extranjero, quienes año con año arriban al bello Estado para disfrutar de sus paradisiacas playas y por supuesto de “La Guelaguetza”, que se lleva a cabo durante el mes de julio, también llamada la máxima fiesta de los oaxaqueños.
No es de extrañar que durante las vacaciones de Semana Santa el turismo en Oaxaca haya dejado una derrama económica de 507 millones de pesos, por la afluencia de más de 161 mil visitantes, superando a los años anteriores, siendo Huatulco, Puerto Escondido y el centro de Oaxaca los principales destinos, así lo manifestó la Secretaría de Turismo del Estado.
Y es que, quien visita Oaxaca una vez, repite y queda enviciado, y como no hacerlo si no hay quien se resista a sus deliciosas tlayudas con tasajo, sus moles, el chocolate, el tradicional téjate y la variedad de platillos que ofrece el comercio local.
Por otro lado, los diversos tours que ofertan las agencias de viajes, han hecho de Oaxaca el sitio ideal para vacacionar en familia, ofreciendo visitas guiadas que van desde las zonas arqueológicas como Mitla y Monte Albán, el árbol del Tule, las cascadas petrificadas de Hierve el Agua y las localidades donde se elaboran las artesanías más representativas del Estado, textiles, barro negro y alebrijes, beneficiando así al sector artesanal.
Los oaxaqueños ya se encuentran alistándose para “La Guelaguetza”, y volver a deleitar a propios y extraños con su tradicional baile de flor de piña y la leyenda de la princesa Donaji, festividad que se llevará a cabo los días 17 y 24 de julio y que se espera tenga mayor afluencia este año tras su posicionamiento durante la reciente edición del Tianguis Turístico en Acapulco.
Articulo cortesía de https://www.nvinoticias.com/turismo