Hola, Maria. En primer lugar, reconocerte la valentía de dar el paso de levantar la mano. Somos muchos que, aunque estemos bién rodeados, en nuestra vida cotidiana, en ocasiones nos sentimos solos....