Ver los lémures tan de cerca en Andasibe y oírlos gritar es una experiencia para mí mística e inigualable. Vale la pena Madagascar porque aún no está masificado y te sientes un poco especial. Las...